Electrolipólisis

¿Qué es la electrolipólisis?


La electrolipólisis es una técnica de medicina estética que no requiere el uso de medicamentos y es capaz de eliminar pequeños depósitos de grasa sin recurrir a la lipoaspiración.

Se utilizan agujas estériles de diferentes longitudes que, dependiendo de las zonas a tratar, varían de 7 a 20 mm.

Siempre se colocan en parejas a una distancia de 3-4 cm y se insertan debajo de la piel entre la dermis y la hipodermis a una profundidad de 3 o 4 mm.

Estas agujas están conectadas a un suministro de corriente alterna bipolar de baja frecuencia (10 – 50Hz) y baja intensidad.

Cada sesión dura de 30 a 60 minutos.

El campo eléctrico que se forma entre el par de agujas determina no sólo el fenómeno de electrolipolisis de las células grasas, sino también una estimulación eléctrica de las células circundantes.

Esto también causa efectos beneficiosos sobre la circulación sanguínea y linfática, sobre la actividad de enzimas particulares diseñadas para eliminar la grasa y el tono de los tejidos.

Estos efectos llevan a una pérdida gradual de la apariencia de la llamada “piel de naranja”.

La electrolipólisis es fácil de aplicar y no requiere anestesia.

Efectos Secundarios:


Pero sobre todo no es dolorosa y está libre de efectos secundarios.

Los primeros efectos de esta terapia se obtienen ya desde las primeras sesiones

Los resultados generalmente evidentes y estables se obtienen después de una decena de tratamientos.

¿En qué situaciones está indicada la electrolipólisis?


Este tipo de terapia está especialmente indicado en caso de adiposidad localizada, celulitis (P.E.F.S.), linfedema y síndrome venoso-linfático.