Lifting de Brazos

¿EN QUÉ CONSISTE EL LIFTING DE BRAZOS?

La braquioplastia, más comúnmente conocida como lifting de brazos, es un procedimiento quirúrgico para corregir defectos de las extremidades superiores.

La cirugía estética de brazo es la remoción y remodelación del exceso de piel y grasa localizada en las extremidades superiores como resultado de procesos de envejecimiento u obesidad patológica.

Con la intervención de la braquioplastia también es posible cambiar la forma y el tamaño de los brazos.

¿PARA QUIÉN ESTÁ INDICADO ESTE TIPO DE INTERVENCIÓN?

Los mejores candidatos para la braquioplastia son hombres y mujeres que, después de una pérdida de peso significativa y prolongada (al menos 6 meses), tienen un exceso de piel y/o tejido adiposo en sus brazos.

Este tipo de intervención también está indicado para pacientes con obesidad localizada y lipodistrofia de los brazos y para aquellos con signos tempranos de envejecimiento.

¿EXISTEN LÍMITES DE EDAD PARA SOMETERSE A UN LIFTING DE BRAZOS?

No hay límite de edad para someterse a este tipo de operación. Los pacientes que usan braquioplastia generalmente tienen entre 20 y 60 años de edad.

¿QUÉ OTROS TRABAJOS SE PUEDEN REALIZAR JUNTO CON LA BRAQUIOPLASTIA?

El lifting de brazos puede realizarse solo o en combinación con otras técnicas quirúrgicas como estiramiento facial, mamoplastia aditiva, mastoplastia, lifting de muslos, abdominoplastia, liposucción u otra cirugía estética.

¿CUÁLES SON LOS RIESGOS Y COMPLICACIONES DE ESTE TIPO DE INTERVENCIÓN?

La cirugía de levantamiento de brazos es un procedimiento quirúrgico estético bastante simple.

Cuando la braquioplastia es realizada por un especialista en cirugía plástica en instalaciones autorizadas, los resultados son generalmente muy satisfactorios.

Sin embargo, se trata de un procedimiento quirúrgico real en el que las complicaciones (hemorragias, infecciones) son raras, pero pueden producirse y resolverse fácilmente sólo si la intervención es realizada por un especialista en cirugía plástica en instalaciones autorizadas.

Sin embargo, para reducir el riesgo de complicaciones, es importante seguir cuidadosamente los consejos e instrucciones del cirujano antes y después de la cirugía.

Los fumadores deben reducir el uso de cigarrillos porque fumar puede aumentar el riesgo de complicaciones y retrasos en la curación.

¿CÓMO SE REALIZA LA VISITA PREOPERATORIA?

La braquioplastia es una intervención muy personalizada que, como tal, requiere una cuidadosa visita especializada.

Durante la primera visita el cirujano examinará cuidadosamente las alteraciones estéticas y funcionales de los brazos, la calidad de la piel, el exceso horizontal y vertical de la piel y el grado de laxitud.

La cantidad de tejido adiposo en exceso se determinará mediante la Prueba de Pellizco.

Dado que los cambios en los brazos con frecuencia también afectan a la superficie lateral del pecho, extendiéndose más allá del pliegue axilar posterior, la morfología de la parte superior del tronco también debe examinarse cuidadosamente.

El cirujano también debe evaluar la salud del paciente para descartar cualquier alteración (hipertensión, problemas de coagulación o cicatrices) que puedan afectar al resultado final del procedimiento.

Antes de la operación de braquioplastia, el paciente recibirá instrucciones precisas sobre alimentación pre y postoperatoria, medicación, alcohol y cigarrillos.

Al final de la visita, el cirujano indicará las estrategias terapéuticas más adecuadas, explicando las ventajas y desventajas de los diferentes procedimientos.

¿QUÉ TIPO DE ANESTESIA SE UTILIZA?

La braquioplastia se realiza generalmente bajo anestesia local con sedación (lo que significa que el paciente estará despierto pero relajado e insensible al dolor) y en régimen de hospital de día.

A veces la operación se puede realizar bajo anestesia general y con una estancia hospitalaria de una o dos noches.

¿DÓNDE SE HACEN LAS INCISIONES?

En el procedimiento quirúrgico más común, que consiste en remover y remodelar la piel y el exceso de grasa, las incisiones se hacen en el pliegue del bíceps y axilar para que sean apenas visibles.

Si sólo hay acumulaciones de grasa y no es necesario remover el exceso de piel, el cirujano puede realizar una liposucción de los brazos y una lipoescultura, sin hacer incisiones externas en la piel.

¿CUÁNTO TIEMPO DURA LA INTERVENCIÓN?

La operación de braquioplastia dura 1-2 horas, es completamente indolora y termina con la aplicación de un vendaje y a veces un pequeño drenaje.

¿CÓMO ES EL POSTOPERATORIO?

En las 48 horas posteriores a la operación, el paciente debe permanecer en reposo con los brazos ligeramente levantados.

A partir del tercer día, podrá volver a llevar una vida normal, evitando actividades agotadoras, saunas y baños turcos, y la exposición al sol.

Durante los primeros dos días puede aparecer hinchazón y moretones alrededor de la región tratada y durar de 1 a 2 semanas.

Rara vez se pueden presentar hematomas, infecciones y cicatrices queloides. Después de 7-10 días, el paciente podrá volver al trabajo si no se cansa excesivamente.

A partir de la tercera semana, podrá empezar a realizar paulatinamente todas sus actividades habituales, incluidas las deportivas.

El resultado, que ya era apreciable después de las tres primeras semanas, se alcanzará definitivamente unos seis meses después de la operación.

¿QUÉ TIPO DE RESULTADO PUEDE OBTENERSE?

El resultado de la braquioplastia es generalmente muy bueno y duradero, pero no puede decirse que sea permanente, ya que siempre estará condicionado por el estilo de vida del paciente y los efectos inevitables de la gravedad y el envejecimiento.