Mastoplastía Reductiva

¿QUÉ ES LA MASTOPLASTIA REDUCTIVA?

La operación de reducción de volumen mamario, obtenida mediante mastoplastia reductora, es una cirugía plástica y estética que permite reducir el tamaño de una mama demasiado grande y caída o corregir una asimetría mamaria.

La mastoplastia reductiva también permite eliminar desórdenes relacionados con el volumen excesivo de los senos, tales como: dolor de espalda, dolor de cuello, dolor lumbar y dolor de mamas, dolores de cabeza, problemas respiratorios, dermatitis y ulceraciones en las correas de los hombros del sostén y en el pliegue submamario

Y más aún, también problemas estéticos y psicológicos derivados de las limitaciones que un pecho demasiado grande puede causar en la elección de la ropa, en las actividades deportivas, en la vida sexual o en la esfera social de una mujer.

La presencia de una mama muy grande (hipertrofia) y una mama que cae (ptosis mamaria) puede depender de factores genéticos, de la receptividad hormonal del tejido mamario o del aumento excesivo de peso.

La hipertrofia mamaria puede clasificarse según Regnault y Hetter, Canadá, en tres grados diferentes (leve, moderada y severa) dependiendo del volumen del seno a extirpar (hasta 200 cc., entre 200 y 500 cc., entre 500 y 800 cc.) o del grado de relajación del seno y la posición del complejo areola-bud con respecto al surco subacuático.

Cuando el volumen de la mama a extirpar supera los 800 cc, se habla de gigantomastia, una hipertrofia mamaria de dimensiones considerables asociada, generalmente, a alteraciones patológicas de la glándula y de los tejidos de soporte.

El tratamiento quirúrgico de la hipertrofia mamaria consiste en la extirpación del exceso de tejido mamario, el despellejamiento de la glándula con fijación en una posición superior y la reubicación del complejo areola pezón en una posición superior.

La mamoplastia reductiva es una operación relativamente compleja que generalmente da excelentes resultados, siempre y cuando sea realizada por un especialista en cirugía plástica, con experiencia en remodelación mamaria, dentro de instalaciones debidamente equipadas y autorizadas.

¿PARA QUIÉN ESTÁ INDICADO ESTE TIPO DE INTERVENCIÓN?

La mamoplastia reducida está indicada para mujeres cuyos senos, al ser demasiado voluminosos, pueden causar dicho trastorno:

Dolor de espalda, especialmente en la región cervical y lumbar.

Dolor en la región de los senos.

Problemas respiratorios.

Ulceración en el pliegue submamario y en las correas del sostén.

Problemas psicológicos y sociales que pueden afectar a las mujeres en su vida diaria y/o en sus actividades deportivas y sexuales.

UN POCO DE HISTORIA

Las técnicas para el tratamiento quirúrgico de la hipertrofia mamaria han sufrido numerosos cambios a lo largo de los años con el objetivo de lograr una mama armoniosa, haciendo que los resultados duren en el tiempo, reduciendo al máximo el riesgo de complicaciones y limitando al máximo las cicatrices.

La primera operación de mastoplastia reductiva fue realizada en Inglaterra en 1669 por Durston.

En 1854 Velpeau publicó un estudio sobre la deformidad mamaria clasificándola como una patología con efectos nocivos para la salud. En 1882 Thomas y Gaillard usaron una incisión subacuática y fijaron la glándula en el segundo cartílago costal.

En 1897, Pousson realizó una reducción mamaria mediante la resección de la piel en la región superior y la fijación de la glándula al músculo pectoral grande.

Al año siguiente, Vercher perfeccionó esta técnica mediante la realización de resecciones triangulares en la región externa superior y la extirpación de piel, tejido adiposo y glándula.

En 1903 y 1907 Guinard y Morestin propusieron un acercamiento de surco mamario a la glándula con resecciones glandulares en forma de cono o discoide.

En los años siguientes se probaron resecciones elípticas en la parte superior del seno (Dehner), o en todo el margen inferior de la glándula a intervalos semanales (Noel), o segmentos de piel circulares a la vez y semilunas de dos etapas (Kausch). En 1923 Kraske, describiendo una técnica ya utilizada por Lexer desde 1912, propuso una resección inferior en forma de cuña que reducía la glándula, fijándola al músculo pectoral y llevando la areola hacia arriba.

En 1923 Lotsch inventó una nueva técnica, aún muy extendida, que consistía en levantar la ubre moviendo el complejo de areola-bit y removiendo el exceso de piel a través de una incisión vertical y periareola.

En 1927 Joseph propuso una técnica diferente basada en dos grabados, el primero de forma romboidal en dirección a la axila y el segundo para esculpir un pedúnculo superior que se utilizó para reubicar el complejo Areola-Nead en el lugar elegido.

En 1930 Scharzmann introdujo una nueva técnica llamada “pedúnculo” que consistía en aislar un pedúnculo en el que se incluía el complejo areola-nazzzol para mantener la vascularidad y evitar la necrosis.

Quedó una cicatriz en forma de T invertida. En los años 60 y 70 muchas otras técnicas fueron propuestas por varios autores incluyendo Strombeck (1960), Pitanguy (1960), Skoog (1963), Mc Kissock (1972), Pontes (1973), Regnault (1974) y Goldwyn (1977).

Finalmente, a partir de los años 80 Gruber, Jones y Benelli fueron los promotores de la técnica periareolar para corregir los grados moderados de hipertrofia mamaria, mientras que para las hipertrofias más graves y con un alto grado de ptosis se idearon diferentes técnicas quirúrgicas con el objetivo de lograr una forma estéticamente más armoniosa con el menor número de cicatrices posible.

¿HAY LÍMITES DE EDAD PARA SOMETERSE A UNA MASTOPLASTIA REDUCTORA?

No hay límites de edad para este tipo de procedimiento, pero es preferible esperar el desarrollo completo del seno, que generalmente ocurre alrededor de la mayoría de edad.

¿QUÉ OTRAS OPERACIONES SE PUEDEN REALIZAR JUNTO CON LA MASTOPLASTIA REDUCTIVA?

La cirugía de reducción del volumen mamario puede realizarse sola o en combinación con otra cirugía estética (por ejemplo, mastopsia) siempre que no sea demasiado exigente para la paciente.

¿CUÁLES SON LOS RIESGOS Y COMPLICACIONES DE ESTE TIPO DE INTERVENCIÓN?

La mamoplastia reducida es un procedimiento quirúrgico relativamente complejo que generalmente da excelentes resultados, que son muy satisfactorios tanto para la paciente como para el cirujano que la realiza.

Cuando este tipo de operación es realizada por un especialista en cirugía plástica, con experiencia en el modelado de senos y en estructuras autorizadas, los resultados son generalmente muy buenos.

Se trata de una verdadera intervención quirúrgica en la que las complicaciones (hemorragias, infecciones) son infrecuentes pero pueden producirse y resolverse fácilmente sólo si la intervención es realizada por un especialista en instalaciones debidamente autorizadas.

Para reducir el riesgo de complicaciones, es esencial seguir los consejos e instrucciones dadas por el cirujano antes y después de la operación. Los fumadores deben reducir el uso de cigarrillos porque fumar puede aumentar el riesgo de complicaciones y causar retrasos en la curación.

¿CÓMO SE REALIZA LA VISITA PREOPERATORIA?

Antes de la cirugía de reducción del volumen mamario, se requiere un minucioso examen especializado durante el cual el cirujano mide el tamaño, la forma y la posición del seno, la areola y el pezón, y examinará la calidad y características de los tejidos mamarios para identificar el grado de hipertrofia mamaria y elegir la técnica quirúrgica que le permitirá darle a su seno un volumen adecuado y una forma armoniosa con un resultado de cicatrización reducido.

Durante el examen, el cirujano debe evaluar su estado de salud actual y anterior para asegurarse de que no se produzcan complicaciones como presión arterial alta, problemas de coagulación o cicatrices que puedan comprometer el resultado final del procedimiento.

También proporcionará información sobre el tipo de dieta a seguir antes y después de la cirugía y la posibilidad de tomar medicamentos, alcohol y cigarrillos.

¿QUÉ TIPO DE ANESTESIA SE UTILIZA?

La mamoplastia reductiva generalmente se realiza bajo anestesia local con sedación (lo que significa que estará despierto pero relajado e insensible al dolor) bajo un régimen de hospital de día.

En caso de hipertrofia severa o gigantesca, el procedimiento se realiza bajo anestesia general sin intubación (es decir, sólo con la ayuda de la máscara laríngea) y requiere una o dos noches de hospitalización.

Antes de la cirugía, el anestesiólogo realizará un cuidadoso examen preoperatorio y le prescribirá una lista de exámenes de rutina tales como: Electrocardiograma Hemocromo PT, PTT, Electrolitos fibrinógenos Glucosa en sangre, azotemia, creatinemia Serología (virus de la hepatitis B, C y VIH) Exploración de mamas y/o mamografía.

¿DÓNDE SE HACEN LOS GRABADOS?

Dependiendo de si los cortes son pequeños, medianos o grandes, las incisiones sólo se pueden hacer alrededor de la areola o verticalmente hasta el surco submammario y a lo largo del pliegue inferior del seno (la llamada incisión en T invertida).La mastoplastia reductiva dejará cicatrices permanentes que permanecerán ocultas dentro del sostén o traje de baño.

 

mamoplastia – reducción – mamoplastia

Fig.1 Giganticomastia.

mamoplastia-reducción-2 – Mamoplastia

Fig.2 Plano preoperatorio.

Mastoplastia-reducción-3 – Mastoplastia

Fig.3 Grabados.

Mastoplastia reductiva-4 – Mastoplastia

Fig.4 Resultados y cicatrices.

¿CUÁNTO TIEMPO DURA LA INTERVENCIÓN?

La operación de reducción de la mastoplastia dura de una hora y media a unas tres horas, es absolutamente indolora y termina con un pequeño vendaje y el uso de un sostén.

¿CÓMO ES EL POSTOPERATORIO?

Usted debe descansar dentro de las 48 horas de haberse sometido a una mastoplastia de reducción.

Puede aparecer hinchazón y moretones alrededor de la región tratada durante los dos primeros días.

Rara vez se observan hemorragias, infecciones, cicatrices queloides, alteraciones en la areola y sensibilidad del pezón (especialmente en pacientes que fuman) y dificultades con la lactancia materna futura.

A partir del tercer día puede empezar una vida normal de nuevo sin tener que preocuparse por actividades agotadoras, saunas, baños de vapor o tomar el sol. Después de 7-10 días usted puede reanudar su trabajo si no se cansa excesivamente. Tres semanas después de la cirugía, usted reanudará gradualmente todas sus actividades normales, incluyendo los deportes.

¿QUÉ TIPO DE RESULTADO SE PUEDE OBTENER CON LA MASTOPLASTIA REDUCTIVA?

El resultado estético que se puede conseguir con este tipo de intervención es generalmente muy satisfactorio y duradero pero no permanente, ya que siempre estará condicionado por su estilo de vida (aumento y pérdida de peso, embarazo, tabaquismo, etc.) y por los inevitables efectos de la gravedad y el envejecimiento.

 

Gigantic-Mastia-frontal-PRE – Mastoplastia

Primero

Post Gigantesco-Mástico-Frontal – Mastoplastia

Después

 

Simulación

Gigantomastia-lateral-PRE – Mastoplastia

Primero

gigantomastia-lateral-POST- Mastoplastia

Después

 

Simulación

Giantomastia-PRE – Mastoplastia

Primero

gigantomastia-lateral-POST- Mastoplastia

Después

 

Simulación

MASTOPLASTIA REDUCTIVA – PREGUNTAS FRECUENTES

P. Tengo 15 años y ya tengo un pecho muy grande (7ª talla). ¿Qué problemas podría causarme en el futuro?

R. La gigantomastia (o hipertrofia mamaria), es decir, el exceso de volumen y peso de la mama, puede causar trastornos como dolor de espalda, especialmente en la región cervical y lumbar, dolor de mama, a veces problemas respiratorios, ulceración en el pliegue submamario y en los tirantes del sostén, así como problemas psicológicos y sociales que pueden afectar a las mujeres en la vida diaria y/o deportiva y en la actividad sexual.

P. ¿Cuál es la causa del volumen excesivo de los senos y cómo se puede reducir? ¿Es suficiente una dieta?

R. En las mujeres que no tienen sobrepeso, el volumen excesivo de los senos está predeterminado desde el nacimiento.

En una mujer alrededor de los 20 años de edad, el volumen de los senos está compuesto de tejido glandular en un 50% y de tejido adiposo (grasa) en un 50%.

Con los años, el porcentaje de tejido glandular disminuye y es reemplazado por tejido adiposo.

Disminuir el volumen de un seno demasiado grande no es suficiente dieta o ejercicio ya que tampoco actúa sobre el porcentaje de tejido glandular que sólo puede reducirse mediante una mastoplastia reductora.

P. Después de la cirugía de reducción mamaria, ¿puedo amamantar normalmente?

R. Las mujeres que se han sometido a una mastoplastia reductora pueden tener problemas para amamantar, especialmente cuando la reducción en el volumen de los senos ha sido particularmente abundante.

P. ¿Cómo y dónde se hacen las cicatrices en la cirugía de reducción mamaria?

R. Dependiendo de si las incisiones son pequeñas, medianas o grandes, sólo se pueden hacer alrededor de la areola o verticalmente hasta el surco submamario y a lo largo del pliegue del seno inferior (la llamada incisión en T invertida).

La mastoplastia reductiva dejará cicatrices permanentes más o menos visibles que permanecerán ocultas dentro del sostén o traje de baño.

P. ¿Es dolorosa la cirugía de reducción mamaria?

R. No. Después de la cirugía, se puede presentar un leve dolor en la región de los senos, que se puede controlar eficazmente con analgésicos.

P. Tengo 38 años y después de dos embarazos mi pecho, que antes era de un cuarto tamaño, se hizo más pequeño y se cayó. ¿Qué puedo hacer para volver a ser como antes?

R. La intervención indicada para resolver su problema es el levantamiento de senos, técnicamente llamado mastopexia.

Las mujeres que requieren este tipo de intervención son principalmente aquellas cuyos senos han perdido su forma y volumen original debido a factores como el embarazo, la lactancia, la gravedad y el envejecimiento.

La operación de la mastopexia es particularmente adecuada para mujeres con senos pequeños y caídos porque en el caso de senos muy abundantes el resultado estético obtenido puede verse posteriormente comprometido por los efectos de la gravedad.

Si la paciente desea levantar el seno caído y restaurar el volumen perdido, se recomienda combinar la mastopexia con la inserción de un pequeño implante mamario.

P. Me gustaría levantar mi pecho sin ponerme prótesis. ¿Existe alguna intervención que me dé este resultado sin dejar cicatrices?

R. No. La operación de la mastopexia implica necesariamente cicatrices alrededor de la areola (en los mastolexos pequeños de bloque redondo) o periareola y verticalmente hasta el surco submamario (mastolexis vertical de la cicatriz) o incluso a lo largo del pliegue inferior del seno (mastolexis T invertida o mastolexis de anclaje).

P. ¿Son muy evidentes las cicatrices en la mastopexia y la mastoplastia reductiva?

R. La mastopexia y la mastoplastia reductiva dejan cicatrices cuya mejor o peor calidad dependerá no sólo de la capacidad del cirujano, sino sobre todo de la capacidad congénita de curación de cada paciente.

P. Después de la cirugía de reducción mamaria, ¿la sensibilidad del pezón seguirá siendo la misma?

R. A veces puede haber una alteración en la sensibilidad de la areola y el pezón, que en la mayoría de los casos es transitoria y rara vez permanente.

P. ¿Debo aceptar la cirugía de reducción mamaria?

R. Sí, antes de someterse a la cirugía, el paciente debe dar su consentimiento escrito.